El Ipad ¿peligro para los lectores de ebooks?

Al hilo del post sobre los nuevos modelos de lectores de Sony, un servidor se ha puesto a recordar la excitación de los analistas ( ) sobre el impacto que el I-pad podría tener sobre la venta/mercado de libros electrónicos, y porqué no mencionarlo también, sobre el del comic. Mucho se ha escrito y comentado sobre las virtudes y defectos del últmo juguetito de Apple, pero si ha habido cierta unanimidad en que sus dimensiones y prestaciones se prestan de manera especialmente cómoda para la lectura de tebeos y libros, aunque no haga uso de tinta digital y el brillo de la pantalla pueda ser un problema para el lector compulsivo. Problema que a la hora de la verdad no lo es tanto, que antes de agenciarse nuestro maravilloso Sony un servidor leía sin problemas durante una hora o más libros en el ordenador sin mayor problema que el de la incomodidad propia de un portátil/sobremesa.

Picado por la curiosidad, decidí bucear un poco en Periodistas21, blog de Juan Varela especializado en lo digital, y allí encontré el dato que buscaba. Provisional y tempranero, sin duda, debido a lo poco que lleva el Ipad en el mercado, pero cuanto menos indicativo de por donde van o van a ir los tiros. Transcribo para los vagos:"Los libros siguen en la zona baja del mercado. Sólo consiguen un 7% de compras frente a un 1% en el iPhone y se demuestra que el mercado de ebooks todavía debe desarrollarse mucho más. iBooks continúa siendo la aplicación gratuita para iPad más descargada en junio, pero las ventas de ebooks son inferiores al del resto de categorías principales."

Y la verdad, es que a pesar de todo no sabe uno que conclusiones sacar del asunto. Primero, las mismas tienen que extrapolarse únicamente al mercado anglosajón. Porque, como sabemos, hablar de mercado de libros electrónicos en España es una broma. Incluso pesada o de mal gusto...
Y por lo que parecen indicar las cifras, el propietario del Ipad:
-O bien no tiene mucho tiempo para leer.
-O bien prefiere leer libros gratuitos
-O se los descarga por la gorra y pasa de las tiendas oficiales.

Y aquí encima ya nos tenemos que meter en consideraciones sociológicas, como el perfil del comprador del Ipad: ¿Le gusta leer? ¿Compra el Ipad realmente como reproductor de contenidos o por "moda"? ¿Cuál es su nivel adquisitivo? ¿Le permite este gastar una buena cantidad de dinero al mes en contenidos? ¿Lo hace, aunque pueda...?

Como vemos, preguntas y más preguntas.

Item mas: el resto de fabricantes está tardando mucho, mucho, mucho en sacar una competencia decente para el Ipad. ¿Van a llegar a tiempo? ¿Si es así, van a conseguir popularizar el producto? (recordemos el "éxito" del TabletPc o los UMPC) .De ser un éxito ¿el Tablet va a llegar para quedarse o va a ser un producto de vida tan corta como el netbook?

Y ya, personalizando en el norte de África, osease, España. en términos de comercialización de tecnología: ¿se va a repetir En España la chapuza de los Netbooks, cuyo principal fabricante comercializó de manera desastrosa, tarde y mal un producto que estaba arrasando en el resto del mundo , con meses de retraso y modelos casi obsoletos?

3 comentarios:

Igor dijo...


Dejame responder parte de tus dudas. tengo un Ipad. Lo uso para comics y aparte de eso tengo un ebook para leer libros. ¿y sobre las tiendas oficiales? Lo siento, ya pago demasiados impuestos por todo, hipoteca, gasolina, y un sinfin de etc.. como para comprar libros electronicos. Antes leia de biblioteca, ahora lo hago en casa al mismo precio.

Luxi dijo...


Para mí nada que tenga una pantalla retroiluminada sirve como ebook a no ser que seas un lector MUY casual. Ni netbooks, ni umpcs, ni tablets ni iPad... así que por lógica no debería influir para nada pero claro, la lógica no suele sobrar demasiado últimamente.

gadita dijo...


Leo en el Ipad desde que llegó a mis manos. Estoy encantado. El "viejo" Sony 505 está en el cajón de la mesilla. Soy lector compulsivo y de cierta edad (57) y puedo asegurar que la fatiga visual no es ni mayor ni menor que cuando leía en papel.
Encantado que los intermediarios del negocio librero en España se hayan dormido en los laureles así hay más blogs como este, que visitarlos cada vez es más como visitar una librería, algo que para los que vivimos lejos de ciudades era antes imposible.