Libros recomendados: El Terror, de Dan Simmons

Dan Simmons es un caso atípico dentro de los escritores que se dedican a la Ciencia Ficción. Mientras que la mayor parte de los escritores que han triunfado en el género se especializan -o encasillan, según se mire- exclusivamente en él, Simmons ha alcanzado también el éxito dentro de el campo del "Best Seller" de terror.

Así, el escritor ha firmado "Hyperion", uno de los referentes de la ciencia ficción popular moderna, una obra que combina tanto la "Space opera" como el Cyberpunk e incluso las referencias literarias al poeta romántico Keats o a los "cuentos de Canterbury" de Chaucer,pero tambien obras como "Los vampiros de la mente" , "La canción de Khali" o "Los fuegos del Edén" que se han editado con bastante éxito dentro de las colecciones de "Best Sellers" habituales junto a escritores como Stephen King, Dean R. Koontz. o Peter Straub.

En mi modesta opinión, Simmons tiene un problema: cuando acierta, lo hace de pleno con obras entretenidísimas. Cuando falla, el marrón y el mamotreto en cuestión es insoportable. Ese es el caso de "Illyon", su último esfuerzo en el campo de la ciencia ficción. En el, autor parece empeñado en rizar el rizo del esquema que le encumbrara en Hyperion, y mezcla en un esforzado gazpacho "La odisea", "En busca del tiempo perdido", "La tempestad" de Shakespeare y toda una serie de argumentos de anticipación que consiguieron que un servidor acabara los 4 tomos del mismo a duras penas y sin haber conseguido formarse una idea coherente y plausible del conjunto.

En fin, que cuando uno vió que la siguiente obra de Simmons pertenecía al genero terrorífico, pues se alegró bastante, dada la menor propensión del genero a los experimentos, digamos, "culinarios". El tocho en cuestión tenía un aspecto Folletinesco (de Ken Follet, no de folletín, por el grosor y lujosa presentación del tomo) y estaba publicitado como una mezcla entre las novelas Stephen King y Patrick O'Brian. Y, de postre, café y puro, un título nada engañoso: El Terror.

Título engañoso, por listo. o No. El mismo hace referencia al HMS Terror, un navío de la Armada Inglesa que junto al HMS Erebus partió en 1845 bajo el mando de John Franklin intentando encontrar el Paso del Noroeste por el Ártico. Nos encontramos , por tanto, ante una novela basada en hechos reales... lo cual añade un toque aún más terrible al argumento de la misma.

Porque, pese a lo que diga la publicidad, más que de Stephen King o de Patrick O'Brian, la novela nos recuerda e inspira a Edgar Allan Poe ("El manuscrito de Arthur Gordon Pym" y "La máscara de la muerte roja"), Julio Verne ("La esfinge de las nieves"), Joseph Conrad, Jack London o incluso Lovecraft. Autores menos vendedores para el lector casual actual pero de cuyo clasicismo, por fortuna, se contagia el estilo de Simmons. No estamos, por tanto, ante una novela de aventuras marítimas al estilo de "Master and Commander". Por el contrario, es una durísima y terrible narración de penalidades y sufrimientos al estilo de las padecidas por expediciones de Shackleton, Scott o Admundsen con destino al Polo Norte. La congoja que siente uno al leer muchas de sus páginas se multiplica cuando uno recuerda que estamos ante hechos reales,que si bien han pasado por el filtro de la ficción, se adivinan pero que muy inspirados en la realidad, sobre todo cuando al término del relato Simmons nos ofrece una abrumadora lista de las fuentes consultadas.Hambre, congelación, escorbuto... Todo ello ambientado en uno de los ambientes más hostiles del globo, de tal manera que el entorno parece convertirse en un personaje más y enemigo mortal de los protagonistas.

Por si fuera poca la espantosa odisea de estos hombres, el autor introduce en la narración un ser monstruoso (que podría dar también título al libro) empeñado en acabar con toda la tripulación, un poco al estilo de Alien. Sin embargo no se utiliza el recurso de ocultar el aspecto e intenciones del mismo, sino que desde un momento se muestra en toda su horror y inevitabilidad, un Dios de la Muerte ante el que nada valen las armas ni los esfuerzos de los exploradores. Gran parte del misterio de la obra radica en el origen de la criatura, que no de sus intenciones, que son sin ningún genero de duda el exterminio de toda la expedición, y que entronca, en su explicación final, en cierto sentido con las criaturas monstruosas narradas por Lovecraft.

Simmons consigue así una obra dura y sin el más minimo atisbo de humor o aspectos amables, que, creo, ahuyentará al lector medio por la dureza de su relato, sobre todo a aquel despistado por la publicidad que piense que va a encontrarse con una lectura mucho más ligera de la que le espera. Sin embargo -perdonen la insistencia-, todos aquellos amantes de las narraciones de aventuras clásicas de London, Poe, Conrad, Verne y muchos más tienen una obligación ineludible con este libro, que con un estilo actual recupera el relato de exploraciones más tradicional, prescindiendo del tono del "tecno thriller" que han usado eficazmente en su momento autores como Michael Crichton (Congo, Parque Jurásico) o Lincoln & Child, pero que produce ya cierto hastío en el lector amante del género. Una lectura más que recomendada.

5 comentarios:

TONI dijo...


No veo el enlace

Jack Shandy dijo...


Ñññgfgsss...¿El enlace a la wikipedia?

Luxi dijo...


xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
en San Google todo se encuentra. Y este libro es buenísimo, para mí el mejor de Simmons junto con "Los vampiros de la mente".

carlos dijo...


donde puedo arreglar una prs-505 en españa? tiene rota la pantalla y no se leen un par de líneas.

gracias

carlos@guayax.es

Jack Shandy dijo...


Loe veo muy jodido, Carlos. Yo tengo una "mosca" negra, que no punto, en la pantalla, y por lo que he visto por ahí la solución era enviarla a la casa fabricante de las pantllas, nola Sony, o comprar una nueva para montarla uno mismo en el lector (complicado)